Home English

Uruguay y UPM sellaron un acuerdo para la construcción de otra gigantesca planta de celulosa

09.11.2017 – El Gobierno uruguayo culminó una ardua etapa de 17 meses de negociación con la finlandesa UPM, que prevé instalar en el país sudamericano una de las plantas de celulosa más grandes en el mundo a cargo de una única compañía, y que significará la mayor inversión privada en la historia de la nación.

En julio de 2016, UPM, que ya cuenta con una planta de celulosa en el departamento de Fray Bentos, en el oeste de Uruguay, le comunicó al Gobierno que encabeza Tabaré Vázquez su interés en instalar una segunda papelera, de mayor porte que la anterior y con una capacidad de producción que rondará los dos millones de toneladas.

Este martes, el Gobierno uruguayo y los representantes de UPM sellaron finalmente un contrato de inversión que establece un “marco operativo competitivo” para la eventual instalación de esta planta, según lo anunció la empresa en un comunicado.

Escoltado por los ministros involucrados en este acuerdo, así como por los representantes de UPM, el titular de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, enumeró en rueda de prensa los beneficios que conllevará la instalación de esta planta, proyecto que ha sido el buque insignia del actual mandato de Vázquez.

El alto funcionario señaló el “crecimiento permanente” que significará para Uruguay la concreción de esta papelera, que incrementará en más de dos puntos porcentuales el producto interior bruto (PIB) del país.

García detalló que la segunda planta de UPM —la tercera de celulosa en el país— implicará un “incremento en las exportaciones del orden de los mil millones de dólares anuales“, así como una recaudación de tributos que rondará los 120 millones de dólares por año.

La inversión total por parte de la empresa y sus socios o proveedores rondará los 4.000 millones de dólares, mientras que el Gobierno uruguayo deberá aportar 1.000 millonespara proyectos vinculados con infraestructura.

Estos datos también fueron resaltados por el vicepresidente senior de desarrollo de negocios de UPM, Jaakko Sarantola, quien expuso este martes en una presentación los principales aspectos de la inversión, así como las razones por las que la compañía eligió otra vez a Uruguay.

El ejecutivo recalcó la exitosa experiencia en Fray Bentos como uno de los principales fundamentos de esta potencial inversión, aunque señaló la necesidad de que el país desarrolle más su infraestructura, como una de las mayores inquietudes.

La puesta en marcha de la planta se determinará en la tercera etapa de negociación, para la que aún restan más de dos años. “Será una de las más grandes del mundo a cargo de una única compañía“, insistió el ejecutivo de UPM.

Ahora, ambas partes darán comienzo a la segunda fase de negociación, que durará un estimado de dos años y medio y que se enfocará en el “desarrollo de infraestructura“, la “preingeniería“, los “permisos” y las “condiciones necesarias“, según expuso en rueda de prensa Sarantola.

Una vez culminada esa fase, se dará lugar a la “potencial decisión de inversión de UPM” y se procederá a la tercera etapa, en la que se prevé la construcción de la planta.

“Creemos que este acuerdo de inversión establece las bases fundamentales para la nueva planta de celulosa. Vamos a estar haciendo un seguimiento profundo de cada uno de los grupos de trabajo, pero, claramente, el grupo de infraestructura es el que va a tener más atención”, explicó Sarantola.

Aunque aún quedan “detalles por resolver“, el ejecutivo de UPM se mostró “contento” con lo desarrollado hasta el momento.

“Creemos que el acuerdo de inversión que se firma va a poder desarrollar un proceso exitoso. Miramos con atención y con entusiasmo hacia adelante“, agregó.

Pese a que Vázquez no estuvo presente en la firma de este acuerdo, en Montevideo, sí lo hicieron los ministros de Industria, Carolina Cosse; de Economía, Danilo Astori; de Medio Ambiente, Eneida de León; de Trabajo, Ernesto Murro; de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi; y de Agricultura y Ganadería, Tabaré Aguerre.

También participaron el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, y el prosecretario, Juan Andrés Roballo.

Fuente: Infobae