Home English

Asia: Envíos forestales cayeron 20% en enero por menor dinamismo en mercado asiático

10.03.2015 Una baja de dos dígitos sufrieron en enero las exportaciones de los principales productos forestales, presionadas por la caída en los precios y volúmenes destinados a los mercados asiáticos, el mayor destino para este rubro.
Según datos del Instituto Forestal (Infor) en el primer mes del año los envíos bajaron en promedio 20,3% a US$ 402,5 millones, frente a los US$ 505 millones registrados en igual lapso de 2014. Comparado con diciembre, la baja alcanzó a 32,6%.

Esta caída tuvo directa relación con el menor dinamismo registrado en los mercados asiáticos, principal destino para la celulosa, madera aserrada y tableros. China es el mayor demandante de productos forestales chilenos, mientras que Japón y corea del Sur también son mercados relevantes, ya que en conjunto concentran el 37,2% de los envíos en valor.

El director de Infor, Fernando Rosselot, señaló que las estadísticas muestran la existencia de otros comienzos de año con características similares, aunque en esta ocasión el retroceso afectó a casi todos los productos que Chile envía al exterior.

“En general, estas bajas se produjeron por un efecto combinado de menores volúmenes y precios, aunque la caída en los volúmenes fue más pronunciada; el único producto que mostró un aumento en volumen y precio fue la madera finger joint de pino radiata”, dijo.

El año pasado, las exportaciones del sector forestal alcanzaron un récord histórico de US$ 6.094 millones, y para este año las estimaciones de la Corporación de la Madera (Corma) apuntan a que los retornos rondarán los US$ 6.200 millones, mientras que en el Infor son más optimistas y estiman
US$ 6.500 millones.

China cede espacio
Los productos más afectados son los que concentran la mayor parte de la oferta de las compañías forestales: la celulosa, tanto de fibra corta como larga; madera aserrada y las astillas. Sólo los tableros contrachapados de pino tuvieron un desempeño positivo, subiendo 46%.

La celulosa de fibra corta, que se elabora con eucaliptus, registró una caída de 24,5%, mientras que la de fibra larga, que se produce con pino, retrocedió 35,4%. La pulpa es la mayor exportación del sector con el 42,7% del total.

La madera aserrada bajó 25,5%, las astillas sin corteza de eucaliptus un 49,6%, y los tableros MDF, utilizados para fabricar muebles, entre otros productos, bajaron 38,5%.

Rosselot explicó que esto provocó que China, que lideró en 2014 con el 23,5% de las exportaciones, cedió espacio a su principal competidor: Estados Unidos. Asimismo, Holanda desplazó a Japón y Corea del Sur en el ranking.

“En el primer caso, el efecto negativo se centró en la caída de las exportaciones de pulpa, en tanto que las ventas a Estados Unidos fueron favorecidas, principalmente, por el crecimiento de los tableros contrachapados”, dijo el titular del Infor.

Arauco y CMPC ven mercado mundial con cautela

Pese a que las proyecciones, tanto públicas como privadas, auguran un buen año para el sector forestal, con envíos por sobre los US$ 6.000 millones en 2015, las principales empresas del sector, la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), ligada al grupo Matte, y Celulosa Arauco, controlada por Empresas Copec, miran el tema con cautela.

En los análisis razonado de sus resultados 2014, la primera firma indica que el equilibrio de precios en el mercado, principalmente de pulpa, podría verse afectado por la entrada de nueva capacidad. “El consenso de analistas de la industria indica perspectivas razonables para los productos forestales, de mantenerse condiciones de crecimiento en la economía mundial. Sin embargo, no es posible descartar ciclos de inestabilidad económica, lo que sumado a la entrada de nueva capacidad productiva, en particular en el caso del mercado de celulosa de fibra corta, podría tener efectos sobre los equilibrios de los mercados”, señaló.

Por su parte, Arauco advierte que durante el último trimestre del año pasado había continuado el proceso de sustitución de la fibra larga por la corta, debido a diferencias de precio y la aparición de fibras recicladas en algunos mercados. “En los mercados asiáticos la mayor oferta de fibra larga por parte de productores rusos es lo que más afecta los precios”, señala en el texto.

Fuente: Diario Financiero